A menudo leo blogs de otros project managers. Suelen tratar proyectos que no están en absoluto relacionados con el diseño, con diferencias notables en aspectos cruciales (timing, presupuesto, requisitos de seguridad, restricciones legales, etc.). Sin embargo, muchos de sus posts contienen información muy útil para nuestro sector.

En el artículo El tamaño importa, de El project manager, el blog por y para los project managers, su autor habla de la importancia del tamaño del proyecto a la hora de seleccionar un proveedor. En este post me gustaría añadir otro factor que creo que también es importante.

En el sector del diseño es fácil tener proveedores con los que tienes contacto repetidamente: la imprenta, la empresa que fabrica el packaging de tus proyectos, etc.

2 factores clave para que tu proveedor te mime

Tal y como comenta el autor del blog El project manager, uno de los aspectos clave para que el proveedor te escuche, esté por ti, y no priorice sus otros clientes y proyectos por delante de tu proyecto, es el tamaño de tu proveedor respecto a tu empresa/estudio y respecto a tu proyecto.

Tal y como puedes leer en el artículo, si tu proveedor cuenta con proyectos de otros clientes mucho más grandes que el tuyo, es probable que les dedique más tiempo y recursos a ellos, y que no te de el servicio que esperas y requieres.

Hasta aquí estoy totalmente de acuerdo con el artículo. Sin embargo, a partir de mi experiencia he detectado que hay otro factor clave para hacerte valer ante un proveedor: tu fidelidad.

Si estás satisfecho con un proveedor y es probable que vuelvas a necesitar sus servicios, házselo saber.Coméntale también tu intención de repetir con él en futuros proyectos.

Cuando repitas con él, recuérdale porque lo haces hasta que os conozcáis lo suficiente como para que te reconozca y ya no sea necesario.

A medida que vayas repitiendo con él con diferentes proyectos de tamaños distintos y vea que te conviertes en cliente habitual, pasarás a ser más importante. Las empresas (por lo menos las inteligentes) valoran los clientes fieles y constantes. Conseguir nuevos clientes suele ser muy caro como para maltratar a los actuales.

De esta manera, gracias a tu fidelidad, no importa si en algún momento tienes que hacer un proyecto más pequeño en relación al proveedor. Éste te seguirá tratando con el mismo respeto y mimo que cuando ha tratado contigo para otros proyectos. Y ello gracias únicamente a tu fidelidad.

Qué es mejor: ¿el tamaño del proyecto o tu fidelidad como cliente?

Obviamente, mejor que uno o el otro es tener los dos componentes de tu lado.

Si tus proyectos son grandes y además eres fiel a tus proveedores, tienes el éxito asegurado para que te mimen y estén completamente por ti. ¡Es la combinación ganadora!

Si pese a tener esta combinación te encuentras con un proveedor que no cumple sus plazos o que no responde bien cuando hay problemas, plantéate cambiar en el próximo proyecto, si es que en el presente ya no puedes. Puede que se deba incluso a problemas internos del proveedor que no tengan nada que ver con tu proyecto, pero más vale alejarse e ir en busca del próximo proveedor al que fidelizarse.

¿Algo que añadir?

Si quieres añadir cualquier información más, tienes otro punto de vista, o incluso si quieres sugerir un nuevo tema para que lo trate en mis artículos, sólo tienes que dejar un comentario. ¡Soy toda oidos! Bueno, en este caso debería decir Soy toda ojos para leer vuestros comentarios ;).

Por otro lado, no olvides compartir el artículo en las redes si te ha gustado. ¡Gracias!

 

 

 

Anuncios